Tu Cestaclose

Has añadido a tu cesta lo siguiente. Los descuentos se aplican al final de la compra.

Artículo Cantidad Precio
Baking, una forma sencilla de fijar el maquillaje | MLife

Baking, una forma sencilla de fijar el maquillaje

baking
Tutoriales
08.02.2018

Conseguir un maquillaje de larga duración que, además, disimule las imperfecciones y los poros y aporte una cobertura extra es muy sencillo con este truco para ‘cocinar’ el producto al aplicarlo. Te contamos cómo lograrlo en cuatro pasos.

marionnaud

¿Qué necesito para conseguir un efecto ‘baking’?

                ◊Iluminador Pen Complexion Orange Fever de Marionnaud

     ◊Fondo de maquillaje Touche Éclat Le Teint de YSL

◊Paleta correctora Color Clique de Lottie London

◊Polvos traslúcidos Ready Set! Go de Lottie London

◊Esponja de Marionnaud Make Up

◊Brocha Kabuki de Marionnaud Make Up

El ‘baking’ no es una técnica nueva -de hecho es bastante antigua, y hablamos de siglos- pero sí ha ganado relevancia en los últimos meses, como gran parte de las tendencias en maquillaje de la mano de Kim Kardashian. Consiste en dejar actuar los polvos traslúcidos sobre la base de maquillaje y el corrector para fijar mejor estos productos. ¿El resultado? Un maquillaje de gran cobertura que disimula las imperfecciones y dura mucho más.

 

Dos beneficios que lo convierten en un método especialmente útil para pieles grasas, aunque hay que tener en cuenta que no se trata de una técnica de uso habitual: reseca mucho la piel y no deja que respire, así que lo recomendable es dejarla para ocasiones especiales.

 

Usar el ‘baking’ es muy fácil. Solo exige de unos minutos de espera y algunos trucos. ¡Toma nota!

  1.  Prepara tu piel como lo hagas habitualmente. No olvides una crema hidratante antes de aplicar tu base de maquillaje y, en las zonas en las que lo necesites, el corrector.
  2. Aplica una buena cantidad de polvos traslúcidos con una esponja humedecida en las áreas que quieras resaltar. Presta atención a la zona de debajo de los ojos, el centro de la nariz, el mentón y los pómulos. También puedes poner un poco en el centro de la frente.
  3. Déjalo actuar entre 5 y 10 minutos para conseguir ese efecto ‘baking’. Puedes aumentar este tiempo hasta media hora si tu piel es muy grasa o si deseas un efecto más consistente.
  4. Extiende el producto de forma uniforme, difuminándolo con una brocha. Puedes aplicar polvos del tono de tu piel para un resultado más natural.

 

Y listo. Con este ‘cocinado’ comprobarás que tu maquillaje dura en perfecto estado muchas más horas y que tu piel luce sedosa.